In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Bulletin Of The Comediantes Vol. Vili Fall, 1956 No. 2 Consideraciones En Torno De La Fuente De Amor, Honor, Y Poder por Angel Valbuena Briones, Universidad de Wisconsin El rastrear la fuente de una comedia es una aventura filológico-literaria que posee un enorme interés. Hemos tenido suerte en este caso, pues hemos podido agrupar hasta cuatro textos, cinco incluyendo la traducción del texto de Belleforest, que se refieren al episodio que da cuerpo a la comedia Amor, honor y poder. La intriga de la obra se refiere a los supuestos amores entre el rey Eduardo III de Inglaterra (1312-1372) y la Condesa de Salisbury. Entre las victorias que inmortalizaron al rey inglés se cuentan la batalla naval fie la Ecluse, la de Crecy, el sitio de Calais y jía batalla de Poitiers. Nuestro episodio ha de1 situarse entre las aventuras amorosas de este personaje histórico que, una vez muerta Su esposa Philipa de Hainault, se abandonó a uilas relaciones ilícitas con la aventurera Alice Perrers. La primera narración que conocemos sobre el encuentro del rey inglés con la Condesa Aelis (sic) se halla en el primer volumen de las crónicas de Francia, Inglaterra, Flandes, España y Escocia de Froissart (1333?1410 ?), que narra los sucesos acaecidos entre los años 1325 a 1400. La primera edición de esta obra está impresa en París, sin fecha. La segunda, del mismo lugar, es de 1503. Nosotros seguimos el texto de la que se encuentra en la Biblioteca del British Museum , año 1495? con la signatura IB 41229, que hemos cotejado con la edición que figura en la Biblioteca Nacional (1). Froissart nos describe concisamente el hecho de que el rey Eduardo fué al Gastillo de Salebery, en donde quedó deslumbrado de la belleza de la Condesa, lo cual le causó una honda melancolía. Cuando la castellana le preguntó la razón de su ensimismamiento , el rey, después de un pequeño preámbulo, le declara su amor. La reacción de Aelis es opuesta a los deseos del rey y se lamenta de que tan gran príncipe pueda tener intención de ultrajarla y de dañar su honor. A causa de la repulsa, el rey se va a combatir contra los escoceses. Un poco más adelante el autor francés nos habla de las fiestas y las justas que el rey de Inglaterra hizo en Londres a causa del amor que sentía por la Condesa de Salebery, y cómo ésta se presentó con la indumentaria más sencilla que pudo escoger (2). Mateo Bandello, en la parte tercera de sus novelas, trata el tema extensamente. Nos referimos a la novela XXXVII cuyo título es: Odoardo terzo, re d'Inghilterra, ama la figliuola d'un suo soggeto e la piglia per moglie. Bandello ( 1480? -1 562? ) publicó sus tres volúmenes de novelas en 1554, en Lucques. Apareció un cuarto volumen después de su muerta, impreso en Lyon. En esta novelita el italiano complica la acción. Con motivo de rechazar un ataque de los escoceses, el rey Eduardo se dirige al castillo de Salverí y allí tiene ocasión de conocer a la castellana Aelips, esposa de Guglielmo Montaguto, Conde de Salverí (3), que se encuentra prisionero en Francia. La requiere BULLETIN OF THE COMEDIANTES Published in the Spring and Fall by the Comediantes, an informal, international group of all those interested in the comedia. Editor Everett W. Hesse University of Wisconsin Madison 6, Wis. Assistant Editor John E. Keller University of North Carolina Chapel Hill, N. C. Subscription: $1 a year de amores, sin obtener éxito alguno en su pretensión. Ella se queja de los deseos que le ha manifestado el rey. Eduardo, despechado , se marcha a combatir a los escoceses. Poco después se entera de la muerte del Conde y de que la Condesa ha venido a establecerse en Londres. Comienza a cortejarla , a pesar de que ella viste con los paños más toscos para distraer la atención del rey. En vista de que no logra avanzar en su...

pdf

Additional Information

ISSN
1944-0928
Print ISSN
0007-5108
Pages
pp. 1-4
Launched on MUSE
2014-01-08
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.