publisher colophon
Reviewed by:
Rueda, Ana. Minificción y nanofilología: latitudes de la hiperbrevedad. Iberoamericana/vervuert, 2017. 422 pp. ISBN: 978-84-8489-971-6.

En el libro Minificción y nanofilología: latitudes de la hiperbrevedad, Ana Rueda se encarga de compilar diversas propuestas e intervenciones dentro del campo de la literatura breve, presentando un rango dinámico de perspectivas críticas y teóricas en el panorama más reciente del circuito literario. Las seis secciones en las que se divide el texto son introducidas por Rueda en un análisis del estado del arte del género breve. La introducción pone en escena las problemáticas centrales del género y los debates y conflictos teóricos que ha causado su naturaleza en flujo constante. Rueda es especialmente lúcida en su acercamiento a los términos utilizados para designar este segmento literario—minificción, nanofilología y latitudes—, pues informa y preestablece una distinción conceptual esencial para adentrarnos en los artículos subsiguientes.

La primera sección "Minificción y nanofilología. Latitudes de la hiperbrevedad", yuxtapone a los estadounidenses John Patrick Allen, John Proctor y Julia Johnson, y los hispanoamericanos Raúl Brasca y Ana María Shua. El intercambio cultural hace que los textos recogidos en este primer apartado sean heterogéneos y eclécticos en sus consideraciones acerca de las relaciones entre creatividad y la [End Page 156] microficción. Un ejemplo paradigmático de esta sección es el recorrido que propone John Patrick Allen sobre la minificción de 140 caracteres, la literatura de Twitter, en donde el autor cuestiona los elementos fundamentales de esta literatura contrastándolos con límites de lo literario en el contexto de las redes sociales y el Internet.

Una orientación más teórica guía la segunda sección "Reflexiones teóricas y tipológicas". Los diferentes autores de este apartado—Ottmar Ette, David Roas, Raúl Brasca, Ary Malaver, Lauro Zavala, Adriana Azucena Rodríguez y Juan Armando Epple—se acercan a la literatura breve desde perspectivas ancladas en la teoría literaria y la literatura comparada. Las diferentes contribuciones analizan conceptos, metodologías y tipologías que contribuyen a la delimitación especulativa de su propio género. El apartado parte del acercamiento interdisciplinar de Ette, donde examina las relaciones entre moción y emoción, postulando que la particularidad de la literatura breve parte de su "movimiento de la inquietud". Por otra parte, la sección cierra con el estudio histórico del género literario que propone Epple desde el prisma del relato policial. De esta forma, el capítulo supone un aporte significativo al debate que se ha generado en torno a la literatura breve y ofrece al lector una aproximación muy enriquecedora a las diferentes líneas de estudio existentes.

En la tercera sección, "Plataformas de producción y difusión", Stella Maris Poggian y Ricardo Haye, Javier Oswaldo Moreno Caro, Basilio Pujante y Raúl Miranda se enfocan en infraestructuras por donde circula la minificción, tales como los circuitos de concursos, el ciberespacio o las antologías. Además, considera el vínculo entre los soportes propios del internet y las nuevas tecnologías, con el crecimiento exponencial que se ha observado en la microficción en los últimos años. "Marcos para la minificción", la sección siguiente, reúne estudios por Gonzalo Baptista, Natalia Cadillo Alonso, Gloria Ramírez Fermín, Óscar Gallegos y Karina Elizabeth vázquez que analizan las imbricaciones históricas de la literatura breve. La heterogeneidad de sus investigaciones no afecta su aporte, pues si algo se destaca en este apartado es la rigurosidad de fuentes, hechos y bibliografías. La sección está fraccionada en dos apartados, vinculados a su vez a sectores geográficos concretos: Hispanoamérica (México, Perú y Argentina) y Europa (Italia, Rumanía, Portugal, Alemania y Polonia).

La quinta sección, bajo el título de "Breve atlas de la minificción", constituye quizás la más fragmentaria y ambiciosa del libro. Las autoras, Ana Sofía Marques viana Ferreira, M.J. Fievre, Barbara Fraticelli, Dóra Bakucz, Dimitra J. Christodoulou y Kristín Guðrún Jónsdóttir se adentran en áreas geográficas que han sido escasamente estudiadas—Haití, Antillas o Islandia—proponiendo relaciones entre las diferentes formas y posibilidades afectivas de la microficción y las condiciones materiales de estos países y regiones. Por ejemplo, contraponiendo el afecto minimalista de cierta producción italiana con el impacto del grotesco húngaro, a la vez que, mapea la gran acogida que ha tenido el género en diferentes espacios insulares, desde el Caribe hasta Islandia. Sin embargo, su intención tan ampliamente abarcadora se queda corta, debido a que la vasta extensión de contenido y las geografías que recorre se tratan de sintetizar en menos de cien páginas.

"El futuro de la minificción" la última sección del libro compila un ecosistema de escritores, cineastas, investigadores, críticos y docentes que han aparecido a lo largo del libro: Zavala, Shua, Miranda, Roa, Brasca & Ette. Cada uno de los participantes [End Page 157] presenta acercamientos desde su posición específica, en su mayoría las propuestas ofrecen aproximaciones inéditas hasta la fecha, desde un eje altamente hermenéutico. Los distintos y breves comentarios ofrecen puntos de partida desde donde mapear el nuevo campo de la microficción. Puntos de partida que pasan de proponer intervenir las condiciones materiales y del lenguaje que soportan la microficción a explorar más a fondo la plasticidad del formato para rearticular los géneros tradicionales de la literatura y a experimentar con las posibilidades transdisciplinares de la brevedad más allá de los límites de lo literario. Ante todo, los diferentes autores nos invitan a pensar en la microficción como un territorio desde donde ensayar y buscar nuevas formas en las que la literatura pueda pensar y representar el presente.

Para concluir, Minificción y nanofilología: latitudes de la hiperbrevedad es posiblemente el compendio más extenso, profundo y completo que se ha publicado recientemente sobre la producción literaria breve. Es muy importante resaltar, que mas allá de la gran calidad del trabajo compilatorio e investigativo, el libro funciona como un dispositivo de visibilización, tributo y reconocimiento a la labor tanto de autores y académicos del elusivo género de la narrativa breve. Para terminar, esperamos que, gracias al esfuerzo y el excelente trabajo presentado en este artefacto cultural, aparezcan nuevas intervenciones literarias y académicas dentro de este campo tan fértil.

Santiago Rozo-Sánchez
Washington University in St. Louis

Additional Information

ISSN
2165-6185
Print ISSN
0018-2206
Pages
156-158
Launched on MUSE
2020-02-04
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.