In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Reviewed by:
  • Naboba. Visión ancestral del agua del Pueblo Arhuaco dir. Amado Villafaña
  • Juan G. Sánchez Martínez (bio)
Naboba. Visión ancestral del agua del Pueblo Arhuaco Director: Amado Villafaña. Producción: Pablo Mora. Una Realización Arhuaca de Yosokwi. Centro de Comunicaciones Zhigoneshi. Sierra nevada de Santa Marta, Colombia, 2016. 60 Minutos.

El territorio ancestral de la nación ikü o arhuaca es U'münükünü, la Sierra Nevada de Santa Marta en el caribe colombiano, la montaña costera más alta del planeta con elevaciones hasta de 5.775 metros sobre el nivel del mar. Los ikü llaman a U'münükünü, "el corazón del mundo", y junto a las naciones Wiwa, Kankuamo y Kogui, han protegido en las últimas tres décadas la "línea negra" de la minería a gran escala, el narcotráfico y las megarepresas. En la cosmovisión ikü, la línea negra es un cordón sagrado que protege a U'münükünü, y éste debe ser recordado con la ofrenda y el pagamento para el bien de la humanidad. El fotógrafo y cineasta ikü Amado Villafaña Chaparro ha sido director del Centro de Comunicación Indígena Zhigoneshi, y líder del grupo Yosokwi. Tras haber trabajado con el cineasta Pablo Mora en una serie de ocho documentales financiados por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Villafaña y Mora presentan en 2016 Naboba. Visión ancestral del agua del Pueblo Arhuaco.1 Una misma intención atraviesa los nueve documentales: compartir el conocimiento de los mamos, autoridades espirituales, y las prácticas ancestrales que han mantenido por siglos el equilibrio en U'münükünü.

Naboba es un viaje circular desde la Ciénaga Grande hasta los picos nevados y de vuelta al mar. Hablada en ikü, los protagonistas son el agua, los mamos (guías espirituales) y el territorio. Desde el inicio del documental el público conoce el objetivo de la travesía: pagar a la tierra y a la laguna-madre Naboba. Sin embargo, es a medida que los mamos van explicando y escalando la montaña que el espectador comprende el vínculo de la sierra con el mar. Makurimaku o David Villafaña, mamo de Gunmaku, lidera la primera parte del documental. Tras dialogar con los pescadores de la ciénaga sobre los problemas del monocultivo de la palma de cera, y tras visitar el río Aracataca, el mamo David regala enseñanzas sobre el agua. Su voz en off se intensifica con las imágenes: no hay que tener malos pensamientos en las orillas de los ríos porque eso se va con el agua "y más allá, hasta el fin del mundo".

En Gunmaku, el mamo explica que el agua es femenino y masculino, y se resiente cuando la tratamos mal. Ante la apertura al espectador hacia el saber ancestral, hay una pausa auto-reflexiva en la que vemos fotografías en blanco y negro. Éstas incluyen a Amado Villafaña tomando a su vez fotografías. Al mismo tiempo vemos al mamo David explicando que antes no era apropiado caminar con el no-indígena (el hermanito menor), pero ahora ha llegado el momento de hacerlo a través del video y la fotografía. La cámara de Dalmer Romero, Roberto Mojica y Pablo Mora hace visible el proceso mismo de la producción. El mamo David continúa con las enseñanzas sobre el agua: la tierra es cuerpo, los ríos venas, hay aguas positivas y negativas que tienen efectos específicos en el cuerpo. El llamado también es hacia su propia comunidad: "no podemos decir yo vivo en la sierra, no tengo nada que ver con eso …" (16:02).

Llegan a Dunarimaku, donde se hace el pagamento para el pico Chundua, "el lugar en donde al morir se dirigen los hombres y las mujeres que llevaron una vida de acuerdo con la ley de la...

pdf

Additional Information

ISSN
2471-1039
Print ISSN
1090-4972
Pages
pp. 181-182
Launched on MUSE
2019-04-11
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.