In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

  • "Ni que nos vayamos nos podemos ir"pieza teatral de Lupe Gehrenbeck, Abril 27-28, 2017, en Santiago Rubio Hall, 229 West 14th St., New York, N.Y. 10011
  • Nora Glickman

Es noticia casi cotidiana, lamentablemente, leer en los periódicos y ver en la televisión reportajes sobre disturbios que afectan a la población venezolana. La presente dictadura de Maduro ha producido corrupción, falta de recursos básicos, inseguridad personal, incremento en el crimen y abuso de libertades cívicas, todo lo cual ha derivado en la diáspora más numerosa en la historia de Venezuela. El exilio creciente conlleva por un lado la esperanza de encontrar raíces en lugares donde sea posible mejorar el estilo de vida (asunto retratado con gran ingenio por Isaac Chocrón en Pronombres personales, donde "Westonzuela" es la réplica de Venezuela en La Florida de los Estados Unidos). Por otro lado, al peligro de inmigrar a tierras extrañas sin idioma, sin trabajo o sin documentos se suman serios conflictos emocionales: el dolor de dejar el país natal y desprenderse de familiares y amigos, costumbres, idioma, afectos, comidas. El dilema consiste en no tener la posibilidad de determinar qué es transportable y qué no lo es.

La obra de Gehrenbeck es ligera, pero solo en apariencia. Elvira, con sus 65 años a cuestas, conflictuada entre irse o quedarse, se prepara para el viaje más importante de su vida a instancia de su hija Carolina y de sus nietos, que viven en Nueva York. Su otra hija, Candelaria (Candela), soltera, feminista y comprometida con el destino de Venezuela, la retiene en Caracas. Por un lado, llevará consigo objetos sentimentales que los recuerdos la obligan a conservar; por otro, esta será su oportunidad de aliviar su equipaje y desligarse de cosas innecesarias, como sus miniaturas de porcelana Lladró: "Después de cierta edad, el pasado y el futuro van juntos, si no, uno se pierde. Uno carga con su equipaje donde vaya, mientras más vieja, más pasado, más pesado". [End Page 203]


Click for larger view
View full resolution

Antes de partir, Elvira (Sonia Berah) le muestra a su hija Candelaria (Mónica Quintero) unas fotos viejas que guarda en una caja de zapatos. Fotógrafo: Javier Figueras.

El conflicto reside en la indecisión, que no es solo de la protagonista, sino de todo aquel que dejó atrás algo de importancia que le inste a volver, aun cuando el proyecto no sea realista. Carolina, la hija de Elvira que ya no vive en Caracas sino en los Estados Unidos, se resiste a que su madre desmantele el cuarto en el que ella creció: "Creo que ya no sería capaz de volver. Prefiero recordar la casa como era. Lo único que te pido es que no me vayas a vender mis libros de cuentos, mamá". Para que su nieto, que no habla inglés, no olvide su español, Elvira selecciona libros de la infancia de su hija. Lo hace además "para que sepa regresar". La situación se centra en los preparativos previos al viaje de Elvira, que consiste en una venta de objetos personales. De hecho, Elvira siente que su propia vida es la que se está poniendo en venta.

Los temas secundarios incluyen: la rivalidad entre las dos hermanas por el afecto materno (Carolina acusa a Candela de egoísmo por no ocuparse de su madre y dedicarse solo a causas sociales, contrastando aquí el idealismo de una hermana frente al pragmatismo de la otra); el miedo que produce la delincuencia callejera sobre la población, perpetrado en este caso por el hijo de la empleada doméstica de Elvira; la confusión resultante de la edad avanzada de la protagonista, que se manifiesta en su intimidad con la empleada, derivada [End Page 204] de muchos años de convivencia, y en la fantasía desbocada de Elvira, que revive la presencia "real" de Alberta pese a que esté muerta. Incidentalmente, la obra también alude a las desigualdades sociales de los inmigrantes en los Estados Unidos, indicio de que no será fácil el trasplante de un...

pdf

Additional Information

ISSN
2161-0576
Print ISSN
0023-8813
Pages
pp. 203-206
Launched on MUSE
2019-01-09
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.