In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

  • Del héroe discreto al hombre práctico:Un cambio de modelo
  • Jesús Pérez Magallón

Del hombre barroco al hombre ilustrado podría haberse titulado este texto, o tal vez mejor, entre el hombre barroco y el ilustrado. Pero plantearse ese tránsito o ese “estar entre” exige aceptar de entrada que al hablar del “hombre” no solo se está utilizando el término en su sentido genérico, sino que se está haciendo, claramente, una abstracción que en principio parecería incluir a todos los seres – hombres y mujeres – de la época, absurdo irrealizable que no precisa mayor argumentación. Una construcción abstracta en la que parecen anularse las diferencias de raza, religión, género, clase, orientación sexual o ideología. Y digo parece porque en realidad esas diferencias están inscritas en el agente de la construcción abstracta de que hablamos, como han mostrado tantos autores. Cuando Agnes Heller publicó su libro El hombre del Renacimiento parecía evidente que ese proceso de abstracción y selección se daba por supuesto o tal vez ni se pensaba en él; pero cuando Rosario Villari recogió una serie de trabajos sobre El hombre barroco, se ve obligado a separar en función de diferentes profesiones o actividades, iniciando su Introducción con unas palabras admonitorias: “‘Hombre barroco’ es expresión insólita, si no inédita y totalmente nueva” (11). Lo mismo puede decirse de las colecciones de ensayos realizadas por Giulia Calvi o Michel Vovelle. Es evidente que no existe “un hombre barroco” ni “un hombre ilustrado” (como no existe una “mujer barroca” o “ilustrada”); lo que existe es una multiplicidad de enfoques, preocupaciones, modos de vida, actividades públicas o privadas que coinciden con ciertas posiciones sociales e ideológicas, con muchos locus de enunciación. En otras palabras, multiplicidad y variedad de seres humanos que ninguna etiqueta podría llegar a subsumir. ¿Entonces? Pues no queda más remedio que reconocer lo relativamente arbitrario del proceso de abstracción por el que se concede la etiqueta o, mejor, aceptar que lo que hay debajo de la misma no es sino una construcción mental que, en mayor o menor [End Page 423] medida, y eso tendrá que demostrarse, responde a una realidad no fija e in-mutable, pero sí perceptible y comprobable a pesar de las limitaciones y oscilaciones. Construcción que se concretiza en cada sujeto del que se trate y en la que, además, están inscritos los prejuicios o juicios del observador. No obstante, los sintagmas que componen el título de esta presentación quieren aludir sobre todo al cambio de paradigma en cuanto al modelo de ser humano – siempre desde una óptica masculinocéntrica – que tiene lugar en esta época y, en ese sentido, pueden ayudar a clarificar cómo se concretiza el discurso moderno en el espacio de la vida individual y de los “ejemplos” de conducta que se construyen socialmente.

Como ese título refleja, he optado por calificar al hombre barroco como discreto, con préstamo evidente de Gracián, y al hombre ilustrado como práctico, con préstamo no tan conocido de Francisco Gutiérrez de los Ríos, conde de Fernán Núñez. Ahora bien, ¿en qué medida el discreto funciona como símbolo o expresión acertada para referirse al hombre barroco? Es obvio que, como sostiene Aurora Egido, a mediados del siglo xvii ya no se puede seguir hablando del cortesano como paradigma del hombre ideal (18-19). Entre otras razones, porque, después de Castiglione, ya no serán aristócratas quienes formularán los rasgos específicos de ese ideal. Y ello comporta un enfoque muy diferente del asunto. Así, Lucas Gracián Dantisco pondrá el acento fundamentalmente en las normas de convivencia urbana con una intencionalidad más que evidente: para el que tiene que abrirse un hueco en la vida social de la época las formas de urbanidad – las manners inglesas – son un instrumento operativo esencial. En otras palabras, hallar un oficio – de qué comer y vivir – puede depender de saber ganar la simpatía de quienes est...

pdf

Additional Information

ISSN
2165-7599
Print ISSN
0035-7995
Pages
pp. 423-431
Launched on MUSE
2016-12-20
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.