In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Reviewed by:
  • Serna, Melchor de la, Arte de amor ed. by Javier Blasco
  • Javier Álvarez (bio)
Serna, Melchor de la, Arte de amor ed. Javier Blasco. Valladolid: Agilice Ediciones, 2016+. PB. 161 pp. ISBN: 978-84-16178-53-7.

Los investigadores más jóvenes tienen a menudo la impresión de que no hay nada nuevo que decir, o que escribir, sobre la poesía castellana de los Siglos de Oro. Si existen autores sobre los que muy poco se sabe, en consecuencia, se debe sencillamente a que en modo alguno son merecedores de la atención de la crítica. Melchor de la Serna es un buen argumento para rebatir esta percepción.

A Melchor de la Serna muchos le conocimos en –y le comenzamos a admirar gracias a– las antologías de poesía erótica del Siglo de Oro, y señaladamente la de Alzieu, Jammes y Lissorgues en sus ediciones francesa y castellana. A pesar de las continuas advertencias, derivadas de Rodríguez Moñino y otros, acerca de la necesidad de prestar atención a la transmisión manuscrita de la poesía del Siglo de Oro, y no exclusivamente a las ediciones impresas, a los poetas que, como Melchor de la Serna por razones evidentes, apenas vieron algunas de sus composiciones impresas en vida se les margina, independientemente del éxito que llegasen a cosechar en su tiempo. Tal vez convenga recordar que, a la altura de 2009, se conocían nada menos que sesenta y tres manuscritos distintos con obras de Melchor de la Serna.

Es otra forma de discriminación encasillar a Melchor de la Serna sin más en el apartado de la poesía erótica, a lo menos si esta etiqueta convierte sus composiciones en curiosidades divertidas, sin implicaciones serias en la historia de la poesía castellana del Siglo de Oro. Antes bien, es mucho lo que la obra de Melchor de la Serna nos invita a conocer sobre la evolución del discurso poético en las postrimerías del siglo XVI. Es sabido que, en muchos de los manuscritos que transmiten sus versos, comparte protagonismo con Luis de León, y eso debería servir de punto de partida para reconstruir el contexto intelectual de Melchor de la Serna.

Es poco lo que sabemos sobre fray Melchor. Parece que la mayor parte de su obra fue compuesta en Salamanca, donde estudiaba Teología y enseñaba Gramática, en el cuarto de siglo comprendido aproximadamente entre 1571 y 1595. El manuscrito que Javier Blasco prioriza en su edición del Arte de amor, el CL VII-354 de la Biblioteca Nazionale Centrale de Firenze, fue copiado a comienzos del Seiscientos por el estudiante italiano Girolamo de Sommaia, de quien asimismo conservamos el diario de su [End Page 109] periplo salmantino (n.13-14). La Salamanca de la década de 1580, según bien establece Javier Blasco en la sección “El choque de dos paradigmas en la poesía de entresiglos” (25–31), es crucial para comprender la superación del petrarquismo en la poesía castellana. Javier Blasco recurre con frecuencia a la comparación entre Melchor de la Serna y Luis de León, entregado contemporáneamente a la reinvención de la poesía castellana sobre la base del humanismo neoclasicista y el ejemplo de Horacio. Pero no debemos olvidar que también Luis de Góngora se encuentra por aquel entonces en Salamanca. De la Universidad se trajo, ya que no diploma alguno, lecturas provechosas para su trayectoria posterior, entre las que no se suele citar a Melchor de la Serna, con quien comparte preocupaciones, inquietudes y, lo que es más digno de relieve, similar actitud y talante. Evidentemente, tampoco Melchor de la Serna surge de la nada, y su antipetrarquismo está en parte aprendido en Diego Hurtado de Mendoza y Cristóbal de Tamariz, con quienes se disputa la autoría de varias composiciones. Cristóbal de Tamariz, otro poeta olvidado del siglo XVI, es, junto con Melchor de la Serna, el maestro de la “novela” erótica en verso.

Aunque don Marcelino Menéndez Pelayo le regateaba a...

pdf

Additional Information

ISSN
2377-9551
Print ISSN
1084-1490
Pages
pp. 109-112
Launched on MUSE
2016-11-12
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.