In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

  • Entrevista con Andrea Ubal sobre Bckett y Godot de Radrigán
  • Curtis Russell

La profesora Andrea Ubal es actualmente Jefa del Programa del Magister en Artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En 2004, como estudiante de la misma universidad, dirigió el primer montaje de Beckett y Godot por el destacado dramaturgo Juan Radrigán. El montaje se desarrolló a través de un taller que involucraba a Ubal, Radrigán y los dos actores del montaje, Arnaldo Berríos y Ramón Núñez. La presente entrevista tomó lugar en la oficina de Ubal en la Facultad de Artes de la Universidad Católica, Campus Oriente, en Santiago de Chile el 13 de junio, 2013.

El libro Crítica teatral y medios: El caso Beckett y Godot habla un poco sobre el hecho de que usted era el miembro más joven del equipo que desarrolló la obra.

Yo estudié actuación aquí en la Universidad Católica y después hice un posgrado de dirección teatral. Durante esa época, Ramón (Núñez) era mi profesor. Teníamos que hacer un trabajo en dirección y yo escogí una obra que mi hermano me trajo de París. Esta obra era de un autor rumano que se llama Matei Visniec. Escribió una pequeña obra, cortita, que se trataba de unos actores que no querían representar la función porque había pocos espectadores. Entonces llegaba Beckett, y decía, “Pero, ¿cómo no hacen la función?” Y entablaba un diálogo con el autor en la puerta del teatro. Yo hice ese ejercicio con los actores y a mí me quedó dando vueltas esto de Beckett, de los personajes, de jugar con el autor, interpelar a los actores, encontraba eso interesante. Entonces hablé con Ramón Núñez, y le decía, “¿Podríamos hacer esta obra o algo parecido?” Y Ramón decía, “Sí, sí, pero esta obra es muy mala, ¿no?” “¿Qué hacemos, Ramón?” “Hagamos un trabajo de laboratorio, de investigación sobre Beckett”. Y empezamos a trabajar con Ramón. En el año ’94, por ahí, hubo una versión de Esperando a Godot, de Beckett, con [End Page 123] ellos dos (Ramón y Arnaldo) en nuestro teatro. Entonces yo tenía en la cabeza la imagen de ellos dos, y le decía a Ramón, “Hagamos algo con Arnaldo. ¿Querrá Arnaldo trabajar conmigo?” Entonces fue él y le preguntó a Arnaldo y le encantó la idea. Y empezamos a trabajar los tres y luego nos dimos cuenta de que nos faltaba un dramaturgo. “Ramón”, le digo, “¿Qué dramaturgo pero amigo tienes tú? Un dramaturgo al que le tengamos confianza”. “Juan Radrigán”, me dijo. “¿Juan Radrigán? ¿Qué va a querer trabajar conmigo?” “¡Preguntémosle! Preguntémosle”. Y se encantó con la idea.

Pues le encanta Beckett, ¿no?

Le encanta Beckett, justamente. Entonces nosotros hicimos un trabajo de laboratorio, de investigación, que duró más o menos un año. Nos juntábamos cada dos semanas, cada mes, o cada semana, dependiendo de todo lo que teníamos que hacer. Leíamos cosas sobre Beckett. Fue todo trabajo de mesa. Conversamos de qué nos gustaba de Beckett, de qué nos gustaba de los personajes, qué nos atraía, qué nos gustaría presentar. Encontramos cartas de Beckett con sus amigos, gente que le mandó cartas después de que se fue a un asilo, una especie de hogar cuando murió su mujer. Logramos hacer todo el camino biográfico de Beckett leyendo cosas sobre él, sus cartas. Logramos también establecer cómo se relacionaba con las personas. También hablamos de la experiencia de todos ellos como personas de teatro. Yo creo que ellos fueron muy generosos de trabajar conmigo. Yo era muy joven en esa época. Sólo tenía 33 o 32 años. Y ellos, con su trayectoria, fueron súper generosos de trabajar conmigo, aunque yo siempre les decía, “No les queda otra, porque yo traía la idea”.

¿Cuántas versiones de la obra había?

Tuvimos varias versiones de la obra. La primera...

pdf

Additional Information

ISSN
2161-0576
Print ISSN
0023-8813
Pages
pp. 123-127
Launched on MUSE
2015-05-25
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.