restricted access Cabeza de Vaca, Mala Cosa y las vicisitudes de la extrañeza: Para Maureen Ahern (1936-2012), In Memoriam.
Abstract

En su Relación (1542, 1555), Álvar Núñez Cabeza de Vaca relata que los indios avavares y mariames le contaron “una cosa muy extraña”: la historia de un brujo pequeño, barbado, misterioso, extranjero y travesti que espantaba a los indios y los sometía a intervenciones médico-mágicas. Este relato constituye—allende su clasificación como ficticio, mítico o etnográfico—una historia de terror sobre la conquista a partir de la cual podemos desleer la Relación. Pese a la diferenciación entre Mala Cosa y Cabeza de Vaca que gran parte de la crítica asume, y que la propia Relación propone, Mala Cosa no es el Otro (brujo, trampista y maléfico) del humanitario “buen conquistador” cristiano, sino la terrorífica figura que devela su extrañeza y encubierta violencia colonial. El relato indígena inicialmente parece emplazar al conquistador y conjurar su malignidad, invitando al forastero temible a hacerse curandero. Por otra parte—dadas las coincidencias recurrentes entre el relato de Mala Cosa y las subsiguientes performances de Cabeza de Vaca y sus compañeros—esta narración parece haber proveído a los cristianos signos y modelos de comportamiento que éstos habrían aplicado repetidamente en sus procedimientos médicos y en sus despliegues de intimidación mágica de los indígenas.


pdf