In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

POR UN CINE SIN HISTORIAS Cristian Sánchez habla sobre El cumplimiento del deseo PABLO MARÍN El cine funciona "para llenar las salas y no para vaciarlas". Un poco de Perogrullo, la afirmación de Christian Metz alude a cierta función del arte cinematográfico y a formas de la representación que le han permitido sintonizar con el público durante casi un siglo. Del apego eficiente a estas formas depende la mejor o peor relación entre el realizador y los espectadores, asunto bastante cuestionado por los autores que han alentado algún tipo de ruptura, tales como Godard, Lynch o Straub. Más allá de las tendencias, del mayor o menor talento de los autores, o de los temas desarrollados, el espíritu refractario se mantiene. Y este espíritu ha animado también a directores chilenos, como Cristian Sánchez, que desde su primer cortometraje (Cosita, 1971) ha echado mano a recursos sentidos como funcionales, para tener acceso de un modo distinto y muy personal a la conciencia del público. El conocimiento de su obra, después de dos décadas de trabajo, es bastante reducido. Sus producciones, dado su bajo presupuesto y el hecho de ser realizadas en 8 ó 16 milímetros, no han tenido mayor difusión. En estos días se estrena El cumplimiento del deseo (ayer en el Festival de la Universidad Católica y hoy en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile), la segunda parte de su "trilogía del deseo", que inició con Los deseos concebidos y espera completar conLos deseosflotantes. Desarrolla aquí el itinerario de Manuela (Florencia Velasco, esposa de Sánchez), quien abandona sus estudios y a su marido para experimentar en su vida aquellas ideas que la han sacudido. El director defiende con gran convicción su método y sus opciones estil ísticas. Cree profundamente en lo que hace y tal vez ello explique el que nunca haya abandonado El cumplimiento del deseo, cuyo rodaje efectuó en 1985 y en el que se valió, como acostumbra, de un reparto mayoritariamente no profesional. —El cumplimiento del deseo entrañó un proceso larguísimo. ¿Cómo afectó el resultadofinal de lapelícula y qué cosas le enseñó? —Bueno, hay que tener mucha paciencia y creer mucho en un proyecto© 2006-2007 NUEVO TEXTO CRITICO Vol. XIX-XX No. 37-40 254__________________________________________________PABLO MARIN para esperar ocho años. Al comenzar la película no tenía el presupuesto completo y sabía que eso era un riesgo, que no podía terminarla al tiro, así que fui dando los pasos lentamente. De hecho estaba el problema del sonido, que no se grabó directo, lo que afectó la post producción. Si hubiese tenido más presupuesto, quizás habría trabajado con sonido directo; o con post sincronización, pero mucho más rápido. Salió lento, es así, pero no afectó mayormente el resultado. —Y en todo este tiempo, ¿no varió su mirada sobre El cumplimiento del deseo? ¿No pensó en cosas que sepodrían haber hecho de otraforma? —Siempre ocurre. Aunque pasen tres o cuatro meses, uno dice "pucha, podría haber hecho esto, me equivoqué en esto otro". Uno está reconsiderando todo; sencillamente hay un sentimiento que tenía al comenzar la película y que probablemente tuve que recuperar cuando empecé a hacer los sonidos sincrónicos. Pero el espíritu que me animó a hacerla, la idea que había detrás, siempre se mantuvo . Es un dolor tener una obra y no poder terminarla porque faltan los recursos financieros. Claro que ese modo de trabajar me permitió involucrarme mucho con la película. Fue algo que me permitió meditar sobre los procesos artesanales técnicos del cine, sobre cómo se articula cada cosa. Y el resultado lo siento como algo muy seco, una película en la que intenté eliminar la intriga, romper un poco con las convenciones narrativas, trabajar mucho los tiempos muertos. También está la sensación de la desertización y del propio personaje que transita como un fantasma, como un paria. —¿ Yes deliberada esta aridez, esta construcción de un mundo esot...

pdf

Additional Information

ISSN
1940-9079
Print ISSN
1048-6380
Pages
pp. 253-257
Launched on MUSE
2016-01-06
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.