In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

  • Narrar la violencia. Entrevista a Jorge Franco
  • Raúl Rodríguez Freire
Raúl Rodríguez Freire:

Comencemos con el inicio de tu carrera. En otra entrevista leí que iniciado habías estudiado cine y que de ahí pasaste a la literatura.

Jorge Franco:

Sí, inicialmente llegué al cine porque me gustaba, en realdad es un arte que me ha gustado siempre, desde niño. Además, en el colegio donde estudié nos incentivaban mucho, y en él había bastantes películas, algunas de las cuales se proyectaban en un gran teatro todos los viernes; también tenía acceso a un cine club, de manera que siempre tuve una gran fascinación por el cine, pero también por la lectura; era cine y lectura.

RRF:

de niño . . .

JF:

Sí, desde niño. Y en cuanto a la literatura, me imaginaba que escribir—y todavía lo creo—era un ejercicio complicadísimo, complicadísimo y al que no iba a llegar nunca jamás . . . siempre sentía una vocación artística, e intenté con la música, con la pintura y la escritura, pero ésta me parecía casi imposible y fue accidental que terminara dedicándole a ella, porque fue ya estudiando cine que entré en unos procesos de escritura bien literarios, pero que eran obligatorios en el cine: argumentos, la sinopsis de los mismos, el guión, etc. Y fue en ese proceso que le fui perdiendo un poco el miedo a escribir, de manera que fui estudiando cine, que es cuando entro ya digamos formalmente a la escritura. Escribí unas historias que no se prestaban muy bien para la actuación en el cine y lo que hice en ese entonces fue un ejercicio de guardar esas historias, de meterlas a un cajón y decir, “las voy a dejar ahí como un cuentecito”.

RRF:

¿De qué época estamos hablando?

JF:

No . . . eso fue hace mucho; 20 años por lo menos, sí, unos 20; y ahí comencé, pues entonces seguí trabajando esas historias y las seguía guardando. Pero ocurrió otra cosa que también me llevó hacia la escritura. Tenía que pensar en los movimientos de cámara y en una historia en sí misma hecha para el [End Page 226] cine, pero luego me di cuenta que el cine es un oficio muy apasionante, pero que no encajaba mucho con mi personalidad . . . yo soy muy sedentario, me gusta quedarme en la casa, moverme poco y el cine es todo lo contrario; el cine es afuera, no tienes horarios, no tienes rutinas y entonces me di cuenta que su trabajo no era muy de mi agrado, definitivamente no iba con mi personalidad. Pero ya descubriendo la escritura me dije: “lo que me trajo aquí fue el deseo de contar historias” y veo que puedo hacerlo de otra manera, más cercana a la literatura.

RRF:

. . . de todas maneras, tus novelas tienen bastante influencia del cine.

JF:

Yo creo que sí, bastante, y no solo por haberlo estudiado, sino también porque pertenezco a una generación que vio cine desde muy niño . . . una época donde los televisores ya los teníamos en casa . . . y si no veíamos cine en el cuarto, de todas maneras había una relación muy cercana con la televisión y su medio; entonces siempre hemos estado conectado a este tipo de artes y fascinados, además, pues éramos una generación que nos encantamos con el cine, el cine comenzaba a consolidarse como espectáculo, sobre todo en América Latina, y a perfeccionarse como tecnología; entonces también era una magia lo que veíamos siempre.

RRF:

Cambiando de tema . . . ¿qué es Medellín para ti; cómo se configura esta ciudad en tu escritura?

JF:

Cuando pienso en Medellín y en mí, pienso lo mismo siempre . . . lo veo como un caracol, como de esos que van con su casita ahí sobre el hombro; porque, como te señalaba, hace 20 años exactamente que vivo fuera de Medellín y siempre cargo con Medellín en mis historias . . . y no sé . . . creo, de todas manera, que todo...

pdf

Additional Information

ISSN
2157-2941
Print ISSN
0730-9139
Pages
pp. 226-239
Launched on MUSE
2012-04-18
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.