In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Reviews173 Ricardo Luiz Silveira da Costa. A guerra na Idade Média. Um estudo da mentalidade de cruzada na Península Ibérica. Rio de Janeiro: Edicöes Paratodos, 1998. 313 pp. ISBN 85-86451-04-5 A un triple propósito responde este A guerra na Idade Média de Ricardo da Costa: esbozar un panorama general de la Península Ibérica en la época de la Reconquista, delinear el concepto de guerra medieval y el caso histórico portugués, e hilvanar los conceptos de la ideología caballeresca y su mentalidad. El proyecto, entiendo yo, se ha realizado plena y brillantemente. La Introduçâo (26-43) nos describe el nacimiento de la guerra, que resulta tan antigua como la escritura misma. Da Costa realiza en este apartado un estudio antropológico sobre la naturaleza violenta del hombre y la mentalidad humana. Tras ello, la conclusión es simple: la guerra es una actividad militar llevada a cabo por la nobleza. La ideología de las clases dirigentes está enfocada hacia el arte de pelear por diversos motivos: la conquista de nuevos territorios, el enriquecimiento personal, o la simple y llana avidez por el deleite y la virtù. Del mismo modo, la Iglesia se sirve del ímpetu caballeresco, tendiendo a forjar una ideología basada en tres puntos: fidelidad, valor y generosidad. Las órdenes militares fueron las divulgadoras en la Península Ibérica de la mentalidad cruzadística, hecho que se trasluce en tratados como el Llibre d'ordre de cavalleria de Ramon LIuIl. El capítulo I, «O hörnern a cavalo na Península Ibérica: romanos, visigodos e muçulmanos» (44-68) es una especie de camino sobre la gestación de la identidad del caballero desde los finales del Imperio Romano hasta el nuevo tipo de jinete con el que innova la cultura arábiga. Da Costa nos presenta ya una caballería romana que, a pesar del ímpetu de la infantería, está más que bien preparada. Con todo, Da Costa respaldará su tesis con textos de época como el tratado sobre el arte militar de Vegecio, o las Historias del mismísimo Tácito. Los enfrentamientos entre el Imperio Romano Hispalense y los bárbaros en la batalla de Adrianápolis y el posterior tratado entre ambas partes, suscitará una nueva estratificación social que se verá basada en la guerra como manera de ver la vida. Serán los inicios de la sociedad feudal, en la que un señor de la guerra protege a sus vasallos gracias a los ejércitos de los que dispone. Al hilo de este contexto, la invasión musulmana (que encontró en la Península el apoyo de los judíos hostigados por los visigodos) trajo consigo un nuevo modelo de caballero. La victoria de las hordas sarracenas fue motivada por unos condicionantes muy concretos: el uso del estribo y la espuela, además de una silla un poco más alta que otorgaba mayor estabilidad La corónica 31.1 (Fall, 2002): 173-75 174ReviewsIm corónica 31.1, 2002 aljinete para atinar golpes más fuertes. El capítulo siguiente, «A mentalidade de cruzada na Península Ibérica» (69-97), recaba en la concepción que se tenía de la guerra en la Edad Media por parte de la Iglesia. Uno de los artífices en la fragua de la concepción de cruzada en la Península Ibérica, que se encontraba invadida por los musulmanes, fue el monasterio de Cluny, que apoyó a Sancho III de Navarra, y que intercedió frente al papado en pro de la reconquista castellana. Da Costa nos presenta este período (siglos VIIIXV ) como un tiempo de guerra, con pequeñas lagunas de paz, en el que se enfrentan dos culturas totalmente diferentes y con intereses comunes: la expansión territorial de motivación religiosa y de motivación económica. Surgen en estos momentos personajes como el Cid o Geraldo Geraldes que resultan modelos de cabecillas autónomos que se mueven entre ambos bandos, musulmán y cristiano, y que consiguen riquezas y territorios en sus incursiones. Del mismo modo...

pdf

Additional Information

ISSN
1947-4261
Print ISSN
0193-3892
Pages
pp. 173-175
Launched on MUSE
2012-04-04
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.