In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

LA INALCANZABLE EDITIO OPTIMA DEL CANCIONERO GENERAL Joaquín González Cuenca Universidad de Castilla-La Mancha En uno de esos libros que ahora están fuera de circulación, Lari de lire, del hace un siglo prestigioso crítico francés Emile Faguet, se planteaba esta curiosa cuestión: Los filólogos padecen una monomanía que, siendo algo cómica a primera vista, nace de una profonda y lógica razón de ser, y a Ia cual debemos atenernos en principio. Todo filólogo, al leer un libro, se pregunta siempre: «¿Será éste el verdadero texto?¿No será ergo en vez de ego o ex templo en lugar de extemplo? Porque existe mucha diferencia entre una cosa y otra.» Esta monomanía filológica es resultado de una costumbre tan digna de alabanza como es la de leer lentamente, desconfiando de la primera impresión que nos producen las cosas, sin abandonarse nunca, ni siendo jamás perezoso para la lectura, (sin año: 10) Tras afirmar que "la precipitación no es más que una forma como otra cualquiera de la pereza", concluye con una regla de oro: "Hay que leer con el espíritu atento y pronto a desconfiar de la primera impresión" (11). Recuérdense también aquellas "dos palabras para los filólogos" que Nietzsche dirigía en La Gaya Ciencia a quienes deben dedicarse a "conservar puros e inteligibles" los textos clásicos: La labor de los filólogos implica una noble creencia, la de que debe llevarse a cabo de antemano un gran trabajo pesado y a veces engorroso en beneficio del corto número de aquellos que han de venir: trabajo in usum Delphinorum. (1997: 93) Todo ello se dice pronto, pero para un filólogo de medio pelo, como somos casi todos, llevar a la práctica esos principios en Lt CORC)XiCA 30.2 (Spring, 2002): 317-33 318Joaquín González CuencaLa corónica 30.2, 2002 cumplimiento del deber impuesto por el oficio es no sólo un trabajo pesado y engorroso, como decía Nietzsche, sino prácticamente imposible. De ahí que pasen los años y se siga polemizando sobre asunto tan trascendental como son las condiciones en que se deben ofrecer los textos en su radical autenticidad. No obstante, y en el convencimiento de que se hace lo que se puede, conviene meditar de vez en cuando las verdades del barquero para soportar la dureza del oficio y no caer en la precipitación contra la que alertaba Faguet. Por cómica que parezca su labor, todo editor debe tener bien clara Ia conciencia de que el suyo es un caso extremo de lectura lenta, lentísima, y de que se le exige, antes que nada, un perenne estado de vigilia. De lo contrario, el disparate acecha en cada esquina y el daño que produce con su atolondramiento es casi siempre irreparable. No es por sobrevalorar las excelencias y dificultades de la propia labor, sino como ejercicio de humildad ante las propias limitaciones y como un consuelo ante los repetidos fracasos que se han ido acumulando en el intento, pero lo cierto es que al cabo de los seis años gastados (¿y perdidos?) en la edición del Cancionero general sigue uno agarrotado por la frase premonitoria de Keith Whinnom (i981: 13), que se ha cumplido como la venganza de Moctezuma: "¡Menudo problema tiene el que piense sacar una edición crítica y adecuadamente anotada del Cancionero general·."¿Qué condiciones debe tener tal edición crítica para que se la pueda considerar adecuadamente anotada? O, lo que es Io mismo, ¿quiénes son esos Delphini a los que, según Nietzsche, debe ir destinada? Éstas y similares preguntas, a fuerza de repetidas, acaban por convertirse en un tormento. Partimos del principio de que, a tenor de su confesión, Hernando del Castillo invirtió veinte años de su vida en investigar, haver y recolegir de diversas partes y diversos autores con la más diligencia que pude todas las obras que de Juan de Mena a acá se escrivieron o a mi noticia pudieron venir de los...

pdf

Additional Information

ISSN
1947-4261
Print ISSN
0193-3892
Pages
pp. 317-333
Launched on MUSE
2012-04-04
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.