In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Bulletin Of The Comediantes Vol. XXIV Fall, 1972 No. 2 OBSERVACIONES SOBRE LAS FUENTES DE DOS COMEDIAS DE LOPE DE VEGA: EL ESCLAVO DE ROMA Y LO QUE HA DE SER Gabriel Rosado, University of Connecticut Antes de ahora hemos tenido ocasión de referirnos a las fábulas de tipo esópico que Lope introdujo en su teatro .1 A continuación vamos a mostrar cómo la acción de dos de sus comedias, El esclavo de Roma y Lo que ha de ser,2 está montada sobre sendas fábulas de tipo esópico. Confesemos de seguida que es muy probable que el mismo Lope, al dramatizar ambas narraciones, no advirtiera que estaba convirtiendo en materia teatral dos viejas fábulas, ya veremos por qué razones. Lo mismo podría decirse de la mayoría de la crítica, que hasta el presente ha soHdo pasar por alto las fuentes últimas de ambas piezas, parando sólo mientes en las más cercanas, o, mejor dicho, en aquellas en las que Lope parece haber bebido directamente.3 Así Menéndez Pelayo, por ejemplo, en su clasificación del teatro de Lope, incluye El esclavo de Roma entre las comedias históricas de asunto extranjero , y en sus observaciones preliminares a la comedia, al estudiar sus presuntas fuentes, escribe lo siguiente: Da argumento á esta pieza la conocida anécdota del león de Androcles, referida por EHano en su tratado De los animales, Hb. VII, cap. VIII, y por Aulo Celio en sus Noches áticas, Hb. V, cap. XIV, refiriéndose a las Egipciacas del gramático Apión, que se daba por testigo presencial del hecho. Ambas narraciones se reducen en sustancia á lo mismo, y no sabemos si Lope tuvo presente alguna de ellas, ó si tomó este caso prodigioso de cualquiera de los Hbros de segunda mano en que anda repetido; por ejemplo, de las Epístolas familiares de Fr. Antonio de Guevara (letra XXIV á D. Iñigo Manrique.) Creo que ésta es la verdadera fuente; y me lo persuaden el nombre de Andronio , casi idéntico al Andronico de Guevara, y más distante del Androcles de EHano y Aulo GeHo; el personaje del cónsul Léntulo, que no suena en ninguno de los dos textos antiguos, pero corresponde al cónsul Daco, inventado por el Obispo de Mondoñedo; el tiempo que Andronio vivió en la cueva del león, que en EHano y Aulo GeHo son tres años, mientras que Guevara los reduce á cuatro días enteros con sus noches, y Lope, buscando un término medio, á tres meses, y algún otro indicio de menos importancia.4 Menéndez Pelayo, pues, por la clasificaci ón que hace de El esclavo de Roma, parece considerar lo ocurrido entre Androcles y el león un hecho histórico; pero luego lo califica de anécdota y caso prodigioso. Por su parte, José María de Cossío, en el "Prólogo" a su edición de las Epístolas familiares de Guevara, con similar falta de precisión, emplea los términos historia y cuento al referirse a lo mismo.5 Ahora bien, Charles Swan, comentando la narración CIV de la Gesta Ro25 manorum a fines del siglo pasado, creyó necesario señalar cómo Warton había puesto ya en duda la autenticidad "histórica" del episodio, y creía que se trataba más bien de un apólogo de origen oriental: "Warton is clearly correct in his idea of the oriental origin of this apologue. It also occurs in Aesop's fables, but he has not noticed this."6 En efecto, "Androcles y el león" es una fábula esópica y Perry recoge en Aesopica dos versiones del tema, "Leo et Pastor"7 y "Androclvs et Leo," la versión de Aulo GeHo.8 En cuanto al valor dramático de El esclavo de Roma creemos que sigue en pie el juicio que mereció de Menéndez Pelayo.9 De mayor interés son los problemas que plantea Lo que ha de ser en lo que se refiere a sus posibles fuentes, y el mismo Lope no...

pdf

Additional Information

ISSN
1944-0928
Print ISSN
0007-5108
Pages
pp. 25-30
Launched on MUSE
2014-01-08
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.