Abstract

Este artículo analiza la ambigüedad del personaje alegórico de Sueño en dos autos sacramentales de Calderón, La siembra del señor y Sueños hay que verdad son. En el primero, la figura de Sueño, connotada como 'acto de dormir', se alía con la Culpa para contrarrestar la instauración de la Edad de Gracia. Pero con la muerte de Emanuel y la llegada de la Ley Nueva, el personaje se vuelve la voz anunciadora del advenimiento de la Edad de Gracia. En Sueños hay que verdad son, el Sueño figura el 'acto de soñar', que aparece primero como negativo, y luego como el vehículo de los designios divinos. La ambiguëdad de la figura alegórica, a veces sinónimo de cegüera y muerte, y otras de revelación divina, estriba en la polisemia del propio concepto. (FG)

pdf

Additional Information

ISSN
1944-0928
Print ISSN
0007-5108
Pages
pp. 91-126
Launched on MUSE
2014-01-08
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.