We are unable to display your institutional affiliation without JavaScript turned on.
Browse Book and Journal Content on Project MUSE
OR

Find using OpenURL

Los paseos por Auschwitz de Héctor Abad Faciolince

From: Romance Notes
Volume 54, Number 1, 2014
pp. 41-49 | 10.1353/rmc.2014.0019

In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

La lucha contra el olvido ha sido durante las últimas décadas una de las principales preocupaciones de políticos, intelectuales, historiadores y escritores. Durante los últimos años del siglo xx y las primeras décadas del siglo xxi hemos sido testigos del debate interno mantenido por muchas sociedades a favor de lo que comúnmente se ha denominado “recuperación de la memoria histórica.”1 Algunos ejemplos de ello se encuentran en países como Argentina, Chile, España, Guatemala y la República Surafricana. No obstante, lo que en un principio comenzó como un proceso cuyo eje de acción tenía unas limitaciones nacionales ha alcanzado, gradualmente, una dimensión global. Parte de este proceso se debe, indudablemente, a la presencia internacional de documentos tales como la Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Dentro de esta línea, lo que aquí nos interesa es explorar la forma en que lo literario sirve como medio o escenario viable para la realización de este proceso. Dicho de otro modo, lo que aquí nos concierne es dilucidar la manera en la que el texto literario emprende la labor de crear una conciencia internacional de derechos que es paralela al desarrollo de entidades, procesos y documentos jurídicos.

Las siguientes páginas se centran en el caso de Colombia porque muy recientemente ha conseguido insertarse dentro de lo que denomino una “geopolítica de la memoria,” después de que en el año 2011 se aprobara el decreto por el que se establecía la estructura del Centro de Memoria Histórica de la República de Colombia. Dentro de este contexto podemos encontrar, sin embargo, antecedentes literarios al impulso gubernamental a favor de la memoria en la obra de Héctor Abad Faciolince.2 Su novela El olvido que seremos (2006) evidencia referencias explícitas y palmarias hacia una epistemología global en torno a estudios sobre memoria y discursos de derechos. Partiendo de esta idea, el objetivo de este trabajo consiste en explorar los diversos mecanismos y estrategias discursivas empleadas por el autor para llevar a cabo la inserción del caso colombiano dentro de la geopolítica global de la memoria. Con esto me refiero a una topología imaginada de referentes de duelo, recuerdo y esclarecimiento que establecen una cartografía ética global.3 Estos espacios globalizados son intercambiables y, hasta cierto modo, sinónimos los unos de los otros en la medida en que están erigidos a partir de documentos jurídicos fundacionales que no están necesariamente localizados de forma significativa. Una lectura cuidadosa del documento sobre la Memoria Histórica de Colombia revela, por ejemplo, semejanzas explícitas a los informes REMHI y CEH de Guatemala. Obtenemos así, como resultado, un mapa global de organizaciones que están íntimamente ligadas a sitios reales y globales de violaciones de los derechos humanos tales como las calles de Santiago en Chile y Buenos Aires, por nombrar sólo algunos, y lugares tales como Auschwitz que ahora ocupan un territorio simbólico que va más allá de cualquier demarcación espacial real. En mi análisis arguyo que Héctor Abad Faciolince usa diversas estrategias tales como la inclusión de figuras literarias globalizadas, espacios/eventos históricos reales donde los Derechos Humanos han sido violados y conceptos jurídicos trasnacionales con el propósito de vincular el caso colombiano a un discurso global ya existente sobre los derechos y la memoria.

Los pasos hacia la inserción de Colombia dentro de esta topografía global tienen lugar – en El olvido que seremos – a partir de la escritura de la infancia del protagonista – un niño perteneciente a la clase acomodada de la sociedad colombiana de los años sesenta. El narrador en primera persona crece en un entorno familiar de corte tradicional y la realidad plasmada en la narrativa es percibida a través de la perspectiva infantil que luego dará paso a la del adulto en la segunda parte de la novela. La escritura se eleva como el espacio discursivo donde confluyen simultáneamente la vida del protagonista, la...



You must be logged in through an institution that subscribes to this journal or book to access the full text.

Shibboleth

Shibboleth authentication is only available to registered institutions.

Project MUSE

For subscribing associations only.