Capítulo cinco. La pluma en el filo: Quevedo o la ansiedad política
In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

217 Capítulo cinco La pluma en el filo Quevedo o la ansiedad política Si leyere Vuestra Majestad este papel o le oyere dos veces, en la segunda conocerá la utilidad de la primera y podrá prometerse algún buen advertimiento estrechado en pocas razones, que son más las cosas que digo para el que considera y malicia que para el que solamente lee. Quevedo Lince de Italia u zahorí español Bell’ingegno che ha stampato libri, faceva qui poesie et parlava con qualque libertà del governo. Ultimamente si è scoperta una pasquinata fatta da lui, per la quale si è mandato prigione. Bernardo Monnani, secretario de la embajada toscana en Madrid, describiendo a Quevedo en carta a sus superirores florentinos el 10 de diciembre de 1639 Arriba te dejaron como una teoría de ti mismo, a ti, incansable autor de teorías que nunca te sirvieron más que para marchar como un cangrejo en contra de tu propio pensamiento. José Ángel Valente “A don Francisco de Quevedo, en piedra” 5.1. Biografía, trayectoria y literatura: para una unificación “política” del habitus quevediano Como se extrae de su epistolario (403), Quevedo fue, para los usos de su época, un fumador empedernido y un goloso confeso, con acusada afición por el chocolate. De dos aficiones tan simples y extendidas hoy no se puede 218 Capítulo cinco extraer casi ningún significado social pues nos dicen poco de quien las goza (o las sufre); ni su género, ni su clase social ni su situación económica. Otra cosa muy diferente es que Quevedo afirme orgulloso en 1637 (403) que come chocolate y que fuma. Ambos productos coloniales eran muy caros y, por lo tanto, sólo accesibles a ciertos sectores de la sociedad (Crosby, “De qué murió Quevedo” 170). Esa mención doméstica situaba a un español del siglo XVII en un marco social privilegiado y, como recuerda Crosby (170), se corresponde muy bien con el orgullo nobiliario que siempre manifestó el escritor y con el conjunto de sus prácticas sociales: privado de un virrey, caballero de Santiago, señor de la Torre de Juan Abad, compañero y amigo de aristócratas y grandes de España, fundador, en fin, de un mayorazgo. Quevedo es una personalidad del XVII español que, frente al resto de los escritores coetáneos, nos desborda por una ansiedad política que se mani- fiesta en sus obras, en su trayectoria, en sus amistades, en sus misiones diplom áticas y administrativas y, en definitiva, en su habitus. En Quevedo la política contamina a la literatura desde muy temprano y, a diferencia de la mayoría de los literatos de su tiempo, nuestro escritor no busca tanto obtener mercedes a través de las dedicatorias de sus obras sino influir en sus destinatarios . No quiere sufrir la política sino ser un factor influyente en ella. Quevedo fue una excepción en el contexto de las letras y de la sociedad del XVII y todo análisis que no tenga en cuenta este factor distintivo corre serios riesgos interpretativos. La tradición académica, aliada a la historia de la literatura, nos suele presentar a un Quevedo que fue “menos un hombre que una… literatura,” como dejó cincelado el tan famoso como inevitable dictum de Borges (56). Aun a riesgo de una generalización excesiva, me atrevo a sugerir que la literatura ocupó en ocasiones para Quevedo un lugar secundario ante su impulso político . Dicho de otra manera: el Buscón o su poesía amorosa son, en cierto sentido, menos importantes en el conjunto de su trayectoria que sus audiencias privadas con el rey (tres) y con el Papa (una) o que su condición de hombre de confianza del duque de Osuna, el tercer hombre más poderoso de la Monarquía Española cuando don Francisco estuvo a su servicio. De hecho, si algo caracteriza el conjunto de su producción es que Quevedo lleva a cabo una decidida instrumentalización genérica, temática, religiosa o circunstancial de la literatura, a menudo con propósitos extraliterarios (políticos, ideol ógicos, sociales). Se impone, pues, la necesidad de hacer un poco de “arqueología” quevediana. Quevedo era, en caracterización de Jauralde y Crosby (Quevedo y su familia 47), el “único varón de un clan cortesano de origen monta...


pdf

Subject Headings

  • Spanish literature -- Classical period, 1500-1700 -- History and criticism.
  • Quevedo, Francisco de, 1580-1645 -- Political and social views.
  • Quevedo, Francisco de, -- 1580-1645 -- Criticism and interpretation.
  • You have access to this content
  • Free sample
  • Open Access
  • Restricted Access