Senderos de violencia, Latinoamérica y sus narrativas armadas ed. by Oswaldo Estrado (review)
In lieu of an abstract, here is a brief excerpt of the content:

Reviewed by
Estrado, Oswaldo, ed. Senderos de violencia, Latinoamérica y sus narrativas armadas. Valencia: Albatros ediciones, 2015. 367 pp.

De entre la copiosa lista de libros en torno a la violencia en Latinoamérica que habitan mi memoria, mis notas y mis estantes, muy pocos tienen el alcance y la contundencia del que hoy me ocupa. Y, sin temor a exagerar, puedo decir que ninguno me ha gustado tanto. Senderos de violencia, Latinoamérica y sus narrativas armadas no es solo un volumen urgente e indispensable en la biblioteca de todo estudiante o investigador en el área, sino que también ofrece textos de los que cualquier persona, no necesariamente experta o estudiosa del tema, puede sacar amplio provecho.

El volumen consta de catorce análisis críticos y cinco ensayos realizados por diversos académicos y escritores latinoamericanos que, con la voz de su experiencia y conocimiento profundo, acompañan al lector y le recuerdan en cada sección que, mientras el tema principal del libro gira en torno a obras literarias, es del dolor humano y de los estragos de la violencia en personas de carne y hueso de lo que se habla en realidad. Los académicos que conforman esta antología son investigadores de gran renombre (Oswaldo Zavala, verdadera autoridad en el tema de la narcoviolencia en México; Dianna C. Niebylski, quien [a]borda [y acaso también deshila] a Damiela Eltit; el mismo Oswaldo Estrada, a cargo de narrar el horror de la violencia en el Perú, por nombrar solo a algunos). Todos se encuentran en la inmejorable compañía de Juan Villoro, Rodrigo Rey Rosa, Diego Trelles Paz, Lina Meruane y Sandra Lorenzano (mencionados aquí en el mismo orden en que [End Page 712] aparecen en el libro), quienes anclan las anécdotas ficcionales—desmenuzadas en los análisis críticos—dentro de una realidad concreta, que es la del diario (sobre) vivir en América Latina. El equilibrio que se alcanza gracias a esta polifonía resulta idóneo no nada más para comprender detalladamente la literatura producida en Latinoamérica en décadas recientes, sino la inmensidad del vacío y la desesperanza que generan la migración, el terrorismo, la discriminación, las violaciones a los derechos y a los cuerpos, los exilios y las desapariciones forzados, y los sueños que devienen pesadillas de las que es imposible desprenderse.

La antología está dividida en cuatro secciones que funcionan como especie de mapas que viajan de norte a sur del continente. La primera sección, dedicada a la narrativa mexicana fronteriza, se enfoca mayormente en el drama de la narcoviolencia, la migración hacia los Estados Unidos y los peligros que se hallan en el camino. Destacan aquí el ensayo de Villoro, "La alfombra roja: comunicación y narcoterrorismo en México", donde se hace un puntual análisis, entre otras cosas, de la impunidad y la "satisfacción exprés" que se ha aliado a ella para gestar uno de los peores momentos históricos del país, y el de Zavala, "Cadáveres sin historia: La despolitización de la narconovela negra mexicana contemporánea", en el cual, grosso modo, se critica el afán de la narconarrativa y la mayoría de sus analistas de imaginar "jefes criminales que superan al poder oficial" (45), moralizando el conflicto creado por el tráfico de drogas en lugar de situarlo dentro del contexto político que le corresponde.

La segunda sección gira en torno a Centroamérica y abre con un conmovedor ensayo de Rodrigo Rey Rosa, titulado "La segunda sepultura", donde narra su visita en Guatemala a un "caserío de desplazados" cuyos habitantes utilizan "la caparazón de hierro de una bomba aérea de unas cuarenta pulgadas de largo" como campana para llamar a reuniones o dar señales de alarma (123). Particularmente interesante me pareció el ensayo de María del Carmen Caña Jiménez, "Violencia latente: pasaportes, puertas y murallas en la literatura y el cine centroamericanos", donde analiza novelas que narran migraciones invertidas, a El Salvador y Costa Rica en específico, detallando el choque...


pdf