Dibujando el “Otro Lado”: Mexican Children’s Perceptions of Migration to the United States
Abstract

Abstract:

Based on research in the Totonacapan region in Veracruz, Mexico, we examine left-behind children’s perceptions of migration to the United States (“el otro lado”) as manifest in their complex understandings of the journey, landscapes of urban life, social (space/ interactions), and material culture. We privilege young children’s perceptions about the migration experience through writing and drawing activities. While multiple factors shape children’s perceptions, the migration stories of adults and older youth are among the most present influences. By focusing on children aged eight and nine, we demonstrate the young age at which narratives about migration processes are already ingrained. The so-called “surge” of unaccompanied migrant children to the USA in 2014 highlights the need to pay attention to left-behind youths’ ideas about migration. We find that left-behind children’s narratives demonstrate astute perceptions of urban life and economic amenities in the USA, as well as of migrants’ risky journeys. These narratives also demonstrate clear tensions between what the children perceive as the life conditions that await migrants on the other side and the risky journey that they feel migrants must undertake.

Resumen:

Basado en la investigación en la región de Totonacapan en Veracruz, México, llegamos a examinar las percepciones de la migración hacia los Estados Unidos (“el otro lado”) por parte de los niños dejados atrás, a través de su entendimiento complejo del viaje, de la vida urbana, de lo social (espacio/interacciones), y de la cultura material. Nos enfocamos en la percepcion de los niños de su experiencia migratoria, manifestada a través de su escritura y dibujos. Mientras existen múltiples factores que forman las percepciones de estos niños, las historias de migración de adultos y jóvenes mayores están dentro de las influencias más impactantes. Al enfocarnos en niños de ocho y nueve años, demostramos la temprana edad en la cual el proceso migratorio está ya arraigado. La llamada “fuga” de ninos migrantes no acompanados a los Estados Unidos en el 2014 destaca la necesidad de prestar atención a las ideas que tienen los niños dejados atrás sobre la migracion. Encontramos que la narrativa de estos niños dejados atrás demuestra percepciones astutas sobre la vida urbana y las amenidades económicas en los Estados Unidos, y también sobre los viajes arriesgados de los migrantes. Estas narrativas también demuestran la clara tensión entre lo que ellos perciben como las condiciones de vida que esperan a los migrantes del otro lado y el peligroso viaje que ellos piensan que los migrantes deben llevar a cabo.