Abstract

La noche de San Juan aparece enmarcada en un momento vital extremadamente penoso de la vida de Lope, en 1631, aunque, paradójicamente se trate de una comedia alegre, destinada además a la diversión palaciega de Felipe IV y su corte, ante la cual se representará en la noche de San Juan de ese año. Pese a la escasa atención que ha recibido, presenta rasgos de indudable interés, sea por su casi perfecta factura —de dibujo espléndido—, sea por su afirmación vitalista del loco amor todopoderoso, cuando ya el propio Lope, viejo, se encamina hacia la muerte. Precisamente, la férrea estructura geométrica del drama sirve a una conclusión opuesta: el amor no sabe de simetrías, de normas ni de leyes. En torno a esos hilos, el artículo estudia el contexto de su representación, su estructura geométrica, el conflicto entre arte y vida, el simbolismo de la luz, los ingredientes metateatrales, etc. La Corte, a un lado, y el Lope pretendiente a punto de desengaño, al otro, encuadran la obra. (CLE)

pdf

Additional Information

ISSN
1944-0928
Print ISSN
0007-5108
Pages
pp. 93-117
Launched on MUSE
2014-01-08
Open Access
No
Back To Top

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Without cookies your experience may not be seamless.