Identifying and Assessing Tropical Montane Forests on the Eastern Flank of the Ecuadorian Andes
Abstract

The forests of the mountain tropics comprise one of the most unique and bio-diverse of all vegetation regions, but they are also among the most threatened. Threats include colonization, road building, habitat fragmentation, logging, livestock pasturing, and agriculture. However, large areas of tropical montane forest on the eastern flank of the Andes Mountains of Ecuador remain intact, at least for now. This research uses Landsat 7 ETM+ satellite data and field study to identify land covers and land uses between Sangay and Podocarpus National Parks in Ecuador and to identify a potential conservation corridor between the two parks. The analysis reveals that eighty-eight percent of the study area remains in forest or highland tundra (páramo). However, there are three significant breaks in connectivity, and the adjacent areas of the upland valleys and Amazon Basin colonization zone are largely cleared, suggesting that deforestation pressures will intensify in the future. The results of this study demonstrate the benefits and drawbacks of moderate resolution satellite data for identifying, mapping, and monitoring land cover in less developed countries. GIS is also used to analyze relationships between roads, slope, and deforestation. Potential actions by government, NGOs, and local communities are suggested.


Los boques de la sierra tropical incluyen una de las más singulares y bio-diversas de todas las regiones de vegetación, pero éstas también se encuentran dentro del grupo más amenazado. Las amenazas incluyen la colonización, construcción de caminos, fragmentación del hábitat, deforestación, pastoreo de ganadería, y agricultura. Sin embargo, hasta ahora por lo menos, todavía existen grandes áreas de bosque de montaña al lado este de los Andes ecuatorianos. Este estudio utiliza datos del satélite Landsat 7 ETM+ e investigaciones de campo para identificar la cobertura y uso de la tierra entre los parques nacionales Sangay y Podocarpus de Ecuador, también para identificar un posible corredor de conservación entre los dos parques. El análisis demuestra que el ochenta y ocho por ciento de la zona de estudio se mantiene como bosque o páramo. Sin embargo, existen tres grandes rupturas en la conectividad y en las zonas de colonización de los valles altos y de la cuenca amazónica donde no quedan bosques. Este patrón representa el efecto a futuro de lo que pudiera pasar con la continuación de la deforestación. Los resultados resaltan los beneficios y dificultades del uso de datos de satélites de resolución moderada para identificar, mapear y monitorear la cobertura de la tierra en países menos-desarrollados. SIG también puede ser muy útil para analizar las relaciones entre caminos, la topografía y la deforestación. El estudio ofrece sugerencias de posibles acciones gubernamentales, de las ONGs y de las comunidades locales.



pdf