Cultivated Food Plants: Culture and Gendered Spaces of Colonists and the Chachi in Ecuador
Abstract

Colonists and indigenous groups living in and around Ecuador's Mache-Chindul Reserve cultivate various subsistence food plants. The data reveal various differences between the two groups in regards to gendered agricultural spaces. Colonists maintain distinct planting areas, while the Chachi do so less. While each group plants some of the same crops, their basic staples differ: rice for the colonists and plantains for the Chachi. The gendered spaces are also distinct. In colonist households, women take primary care of plants closest to the home, while men's domain is furthest from the home. Among the Chachi, the reverse pattern is the norm. This spatial organization is looked at in the context of previous theories regarding gender and agricultural. These distinctions are important to be considered in the context of better understanding gendered space among rural groups, and also for developing and implementing effective land use programs in and around protected areas.

Los colonos y grupos indígenas que viven dentro y alrededor de la reserva ecuatoriana Mache-Chindul cultivan varias plantas de subsistencia. Mis investigaciones muestran importantes diferencias entre los dos grupos relativas a los espacios agrícolas y las relaciones de género a su interior. Los colonos mantienen zonas plantadas separadas y claramente diferenciadas, los Chachi en menor medida. Aunque cada grupo siembra algunos de los mismos cultivos, sus productos básicos son diferentes: arroz para los colonos y plátanos para los Chachi. Las relaciones de género dentro de los espacios agrícolas también son distintos. En los hogares de los colonos, las mujeres cuidan las plantas más cerca de la casa, mientras los hombres tienen sus dominios más lejos. Entre los Chachi el patrón es el contrario. Se examina esta organización espacial desde perspectivas teóricas sobre género y la agricultura. Tales diferenciaciones son importantes para un mejor entendimiento del espacio afectado por el género dentro grupos rurales, y también para el desarrollo e implementación de programas de uso del suelo efectivos dentro y alrededor de áreas protegidas.